Mi hijo quiere ser youtuber: ¿Qué debo hacer?

¡Mamá, papá! ¡Quiero ser youtuber! ¿Te suena?

Cuando éramos pequeños soñábamos con ser bomberos, astronautas, médicos… y bueno, muchos de mi generación queríamos salir en televisión. 

Hoy en día es muy común escuchar a los niños decir “Mamá, papá, cuando sea grande quiero ser youtuber”. ¿Por qué? Básicamente porque suele ser su nueva pantalla, una televisión más cercana y con nuevos códigos de comunicación.

Y tengo buenas noticias para ti: si tu peque quiere ser youtuber, puedes hacer su sueño realidad. Eso sí, es un compromiso que AMBOS deben adquirir.

(Los enlaces de interés los encontrarás abajo, casi al final de este artículo)

  • ¿Qué necesita un menor de edad para tener un canal de YouTube?
  • ¿Cómo puedo apoyar a mi peque si quiere ser youtuber?
  • Enlaces de interés

¿Por dónde empezar?

Lo primero que debes tener en cuenta: ¿cuántos años tiene tu hijo?

La edad mínima para que los niños puedan tener su propia cuenta en YouTube es de 13 años en la mayoría de los países. De todas formas, puedes consultarlo en los links que te dejo casi al final de este post.

Si tu hijo es menor de 13 años, tendrás que crearte una cuenta en Google Family Link, una aplicación que te permitirá registrar a su vez una cuenta para tu pequeño, y no sólo eso, también podrás controlar sus dispositivos móviles y acceso a internet. 

En cualquier caso, si tu hijo o hija es menor de edad, debe tener el consentimiento de ambos padres para poder tener un canal de YouTube.

Si te preocupa la privacidad de tu peque, puedes hacer que el canal sea privado, y darle acceso sólo a las personas que quieras. 

Esto lo logras colocando en oculto los vídeos que subas a YouTube, y compartiendo el enlace con tus allegados. También es importante que marques los vídeos como contenido infantil a la hora de subirlos.

¿Público o privado? Es una decisión personal que dependerá de ti y de tu peque.

El aspecto más importante a tener en cuenta antes de abrirle un canal de YouTube a un niño es la comunicación. 

YouTube es una maravillosa oportunidad para forjar los valores propios del trabajo: responsabilidad, constancia y pasión. 

Habla con tu hijo, explícale que además de divertirse, YouTube requiere esfuerzo, tiempo y sacrificio.

Las responsabilidades primero

Y esto último también va contigo. Coméntale que jamás debe estar por encima de la escuela o los compromisos familiares, y acuerden un tiempo a la semana para dedicarlo al canal.

Es fundamental que ambos tengan claro que YouTube no es un lugar para hacer dinero fácil y mucho menos para hacerse millonario, sino para demostrar nuestras verdaderas pasiones, comunicar y crear una comunidad. 

Es muy importante que acompañes a tu hijo o a tu hija desde el principio y te mantengas ahí fielmente hasta que tenga la edad, el criterio y las habilidades técnicas suficientes para desenvolverse de manera independiente. 

Tener un canal de YouTube requiere generar contenidos originales, desarrollar la creatividad y aportar valor. Significa enseñarles a tus hijos el valor de la originalidad. Tómate el tiempo para explicarles a su nivel los derechos de autor, a no copiar.

Mi sugerencia es que apliques todos los conocimientos que te doy y los transmitas a tus hijos en su lenguaje, nivel y manera de aprender. 

Si te animas, pudieras hacer mi curso de iniciación, en el que aprenderás las herramientas para arrancar el canal de tu hijo.

Si quieres saber más sobre YouTube para niños, te dejo varios enlaces de interés. Anímate y haz un súper equipo con tu peque youtuber:

Te espero en otra publicación, también en mis redes sociales como @popinteractivo, y por supuesto, en mi canal de YouTube. Recomienda este artículo si te gusta y crees que puede ayudar a tus amigos.

Por Ricardo Miranda

Por Ricardo Miranda

@popinteractivo · Creador de la academia de YouTube, especialista en innovación, periodismo, marketing digital, locución, producción y realización de vídeos

+ Sobre Ricardo

esta oferta: