🔴Podcast 21: ¿Por qué fui al psicólogo?

Hace poco empecé a trabajar con una cliente que tiene un centro de atención para personas con autismo. En una de las primeras reuniones vía Zoom, se fijó que yo temblaba continuamente mientras hablaba.

No era un temblor parkinsoniano ni mucho menos. Simplemente le daba a la pierna incesantemente. Cuando entré en confianza, le pregunté si sabía por qué sucedía. Marta, amablemente me dio una explicación neuronal que yo entendí en su momento, pero que sería incapaz de volver a repetir aquí. Y no porque se tratase de algo oscuro, si no porque no me quedé con la información en ese lenguaje psicológico que cuesta tanto replicar.

Comprendí, eso sí, que no se trataba de un comportamiento malo o deshonroso, como me lo hizo creer tantas veces mi padre cuando entraba en la habitación y me veía sentado frente al ordenador “dándole a la pierna como lo hacen las prostitutas”. Yo paraba en seco el movimiento frenético ante tal sentencia.

Marta me reveló que se trataba de algo natural, y que mi cerebro simplemente “necesitaba movimiento” para permitirme desarrollar con soltura mis ideas. Me recomendó, de hecho, alimentar aquel acto casi involuntario comprándome una pelota inflable de las gigantes, donde me pudiera sentar y dar rebotes que desataran aún más mi creatividad.

La gran revelación

Aún más revelador resultó todo lo que esa simple anécdota desató. Me empeñé en hacer una lista de mis manías y conductas que quería mejorar: desde morderme las uñas, pasando por un TOC mental, hasta trabajar el pánico que me da volar el avión.

La lista en una semana fue sorprendente. Deseaba tanto resolver o al menos comprender mis neuras, que no dudé en llamar de nuevo a Marta para preguntarle si conocía a un psicólogo de confianza. Y obviamente que lo conocía. Marta tiene uno de los mejores centros con los mejores profesionales de la psicología de España.

Fue entonces cuando llegó Tauana a mi vida. Tauana es mi psicóloga y ha sido la persona que me ha acompañado en el proceso de regular esas revoluciones por segundo que me caracterizan, para darme mayor estructura, ponerme en perspectiva, trazar una estrategia y ayudarme deshacerme de esas conductas innecesarias que se implantaron con el tiempo y que, sinceramente, no hacían más que restarme energía.

Aunque me parece innecesario tener que precisar que para ir al psicólogo no hay que estar precisamente “loco”. O tal vez un poco. ¿No dicen que son los “locos” los que cambian el mundo? Pues eso. Yo quiero cambiar para bien este mundo. ¡Nah! ¡Ambos enfoques son arcaicos!

La higiene mental

Volviendo al asunto. Mi psicóloga ha resultado ser mi asesora para generar algo tan fundamental como lo es la higiene mental. El cerebro es nuestro mayor activo. Con él podemos crear o destruir. Mejor dicho: crearnos o destruirnos. Y yo siempre decido crearme, aunque la autodestrucción nos vino de fábrica. Y es por ello tan esencial contar con acompañamiento psicológico.

He visto mucha evolución en pocos meses. Por ponerte un ejemplo ‘nimio’, dejé de morderme las uñas después de más de veinte años haciéndolo. No me preguntes cómo, pero mi psicólgoca me dio herramientas que me ayudaron a bajar muchísimo la ansiedad (“Ricardo, no le llames ansiedad, llámale por su nombre: ‘activación basal’, así verás cómo pierde fuerza la frase ‘tengo ansiedad’ cuando la cambias por ‘tengo altos niveles de activación basal’… sonará completamente distinto”).

No quiero aburrirte contándote mis cambios (también he tenido retrocesos). Antes bien, le he pedido a la mismísima Tauana Matías, que se sume a mi podcast mensual, para aclararnos psicológicamente el por qué de las cosas que nos suelen pasar a todos. Ella ha accedido a mis inventos y a partir de ahora, todas las semanas, nos explicará un tema que nos pueda aportar valor y aclararnos.

Tauana Matías es mi psicóloga, especislista en conducta humana. Foto cortesía de @gateaatencionglobal

¿Por qué debemos ir al psicólogo?

Y qué mejor para esta primera consulta que preguntarle a Tauana, ¿por qué debemos ir al psicólogo? He aquí su respuesta:

Es importante ir al psicólogo o tener una terapia psicológica porque realmente es un medio para alcanzar un fin: el fin del cambio, del cuidado y de la mejora personal, de uno mismo.

Hasta hace poco todos pensaban que deberíamos ir al psicólogo porque teníamos un problema específico o incluso porque estábamos locos, y la realidad está muy lejos de eso.

Estas creencias han hecho que en los últimos años aparecieran los ‘coachs’ para llenar ese hueco que los psicólogos no supimos explicar bien: ayudar a la persona a ser feliz, a sentirse bien, aunque no tenga un problema en concreto. Este trabajo realmente lo hace un psicólogo, una terapia psicológica, porque está no solo sirve para resolver un problema, sino para ayudar a la persona a conocerse mejor, y por tanto entenderse y saber controlar su vida, las cosas que no le gustan pero al mismo tiempo también potenciar sus fortalezas y sus posibilidades de éxito.

La terapia psicológica aporta (esto está en la última foto que subí pero creo que sería positivo decirlo. He añadido algunas cosas en cada punto además, para que te sea más fácil de explicar):

☑️ Seguridad: Aporta un espacio de seguridad, confianza e implicación con la persona. Muchas personas pueden sentirse bien en su día a día pero por desgracia no tienen este espacio, que pueden encontrar con la ayuda de un psicólogo.

☑️ Análisis: Ayuda a entender de dónde vienen los problemas que uno está teniendo y por qué se mantienen. Los problemas de uno mismo no siempre tienen que ser “grandes problemas” a veces lo son, claro está pero otras vez son pequeñas cosas que de una en una no suponen el fin del mundo pero la suma de esas pequeñas cosas sin resolver a veces no impide avanzar o simplemente “ser quien queremos ser”

☑️ Comprensión: Ayuda a entender y manejar las emociones de un modo más adecuado. No podemos controlar las emociones como tal porque son algo que vienen a nosotros mismos, pero si aprender a entenderlas y por tanto gestionarlas una vez ya están ahí.

☑️ Control: Ayuda a controlar los pensamientos y tomar mejores decisiones. La forma en la que pensamos  son la clave tanto para nuestro éxito en la vida como para nuestro fracaso. La manera en la que percibimos nuestro contexto, a nosotros mismos y a la personas con la que nos relacionamos influye en la forma de sentirnos y en las decisiones que tomamos.

☑️ Cambio: Ayuda a conseguir un cambio en la persona y en su vida. El cambio es posible, lo que pasa es que muchas veces no sabemos el camino para lograrlo. Y el psicólogo es la persona más adecuada para ayudarnos a conseguirlo.

☑️ Confianza: Dota a la persona de las herramientas y confianza necesaria para mantener el cambio por sí misma.

No solo es importante hacer el cambio que queremos sino mantenerlo, algo que también suele ser difícil pero no imposible si contamos con la ayuda y los consejos de la persona que te guía en ese camino.

Esto no es publicidad

Cuando le propuse a mi psicóloga participar todas las semanas en el podcast, lo hice pensando en ti, que estás leyendo este artículo. Pienso que el mundo sería otro si todos pudiéramos tener acompañamiento de alguien que nos ayude constantemente a desintoxicar nuestra mente (propensa a contaminarse con conductas y pensamientos dañinos a menudo). Para honrar su tiempo invertido en este podcast, creo que lo más justo es darla a conocer a ella y su empresa. A continuación podrás saber más de Tauana Matías y su equipo en Implica Psicología, lugar al que voy todas las semanas y en el que he ganado calidad de vida y mucha higiene mental.

Conoce más de mi psicólga

Tauana Matías es licenciada en psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, máster en Modificación de Conducta por el Instituto Terapéutico de Madrid (ITEMA) y experta en Autismo por la Universidad Europea Miguel de Cervantes y Gatea Atención Global.
Por Ricardo Miranda

Por Ricardo Miranda

@popinteractivo · Creador de la academia de YouTube, especialista en innovación, periodismo, marketing digital, locución, producción y realización de vídeos

+ Sobre Ricardo

esta oferta: